Así definió la Comisión Europea los objetivos a los que se encamina su plan de acción basado en 82 iniciativas a desarrollar en un horizonte de cuatro años

 

La Unión Europea afronta un reto sin precedentes para transformar el sector del transporte que representa aproximadamente un 5% de su PIB y diez millones de empleos, con las miras puestas en hacerlo más sostenible, más competitivo, más resiliente y más inclusivo.

La Comisión Europea señala estos objetivos como fundamentales de cara a alcanzar esa “transformación verde y digital” que fortalezca a nuestro continente frente a las crisis que se puedan presentar en el futuro y que a fecha de hoy muestra una vulnerabilidad preocupante, al igual que el resto del planeta.

Nuestro gobierno ha puesto en marcha también sus propias medidas desde un alineamiento total con lo expuesto por las autoridades europeas, desde la colaboración público-privada o la renovación del parque de flotas y vehículos pesados, hasta la propia inversión en infraestructuras, pasando por otros pilares fundamentales como la digitalización del transporte y de la cadena logística, la intermodalidad, la reducción de emisiones, el fomento de la seguridad del transporte en todos sus aspectos, etc., y con la mirada puesta en nuevas tecnologías y soluciones de movilidad que siguen surgiendo continuamente, y entre las que se encuentra Novality.

Hitos hasta llegar a 2050

2050 es la fecha determinada para alcanzar las metas del “Pacto Verde” o “Green Deal”, de ahí que esté íntimamente ligada con la estrategia de movilidad descrita más arriba.

Llegar hasta allí no será fácil y se han fijado los siguientes objetivos intermedios:

Hasta 2030

  • Al menos 30 millones de coches sin emisiones recorran las calles de los municipios europeos
  • A menos 100 ciudades europeas produzcan un impacto neutro en emisiones derivadas de fuentes fósiles
  • El tráfico ferroviario de alta velocidad se duplique en la EU
  • Los desplazamientos en transporte colectivo de menos de 500 km sean neutros a las emisiones derivadas de fuentes fósiles
  • La movilidad autónoma se generalice
  • Se comercialicen buques cuya navegación no impacte en el medioambiente

Hasta 2035

  • Se comercialicen aeronaves cero-emisiones

Hasta 2050

  • Se alcance una mayoría de vehículos, ligeros y pesados, sin emisiones
  • El trafico ferrocarril de mercancía duplicará
  • Se opere una red multimodal Trans-Europea (TENT-T) sostenible e inteligente

 

Las medidas van dirigidas hacia tres pilares: el Pacto Verde Europeo, la digitalización y la resiliencia ante futuras crisis.

 

En relación con el Pacto Verde Europeo, la Comisión propone reducir de aquí a 2050 un 90% las emisiones de CO2 causadas por el transporte.

Para ello, el Ejecutivo europeo plantea cinco áreas clave de actuación: promover vehículos, buques y aviones sin emisiones y de los combustibles hipocarbónicos y renovables; ir hacia aeropuertos y puertos sin emisiones; conseguir una movilidad interurbana y urbana sostenible; e introducir mecanismos de tarificación del carbono.

En cuanto a la digitalización, la Comisión aspira a modernizar el sistema de transportes, haciéndolo más seguro y eficiente. Para lograrlo, la Comisión proyecta dos áreas de actuación: fomentar una movilidad multimodal conectada y automatizada, e impulsar la innovación, el uso de datos e inteligencia artificial para la movilidad.

Respecto a aumentar su resiliencia, la Comisión apuesta por impulsar modelos de movilidad que puedan preverse como más resistentes hacia las posibles crisis socioeconómicas que se puedan presentar.

Para saber más:

https://ec.europa.eu/transport/themes/mobilitystrategy_en