Con el desastre global del coronavirus, la bicicleta,  inventada hace dos siglos, vive un renacimiento sin precedentes en la gran mayoría de los países desarrollados.

El auge de desplazamientos en bicicleta está animando a cientos de ciudades a ampliar el trazado de carriles bici o ciclovías disponibles y de los equipamientos necesarios para ello, como son los aparcamientos específicos para estos vehículos sostenibles.

Durante años, los ciclistas han optado por la bicicleta como una forma sana de moverse, ahorrar tiempo, dinero y ayudar a reducir la contaminación del aire, luchando contra la incomprensión de los poderes públicos. Ahora muchos expertos hablan abiertamente del fin del reinado del automóvil privado en las ciudades del futuro.

En el contexto actual de pandemia unida a la emergencia climática, además de los fondos EDUSI y el programa MOVES, el Plan “Next Generation” de la Comisión Europea incentivará de forma sustancial actuaciones para el fomento de la movilidad sostenible. Los proyectos que la promuevan van a ser fuertemente financiados y subvencionados siendo el aparcamiento seguro un elemento clave para ello para su éxito. En  Novatecnic estamos orgullosos de aportar nuestra innovación NOVALITY, cuyas primeros estacionamientos serán inaugurados en Marbella en junio.

Prototipo del estacionamiento subterráneo Novality en posición elevada

La pandemia ha llegado para cambiarlo todo, incluida la manera de transportarnos especialmente en los núcleos urbanos. Para las ciudades que atraviesan limitaciones en movilidad y buscan formas de aliviar la presión sobre sus sistemas de transporte, encontrando en las bicicletas unas aliadas en las que confiar: las bicicletas asumirán un rol mucho más destacado después de estos tiempos difíciles.

Caso singular es el de París, donde su alcaldesa, Anne Hidalgo, asesorada por el urbanista y especialista en ciudades inteligentes, Carlos Moreno, ha lanzado una verdadera cruzada contra el automóvil particular y a favor de la movilidad sostenible que representa la bicicleta. Se trata de impulsar “la ciudad de los 15 minutos”, que privilegia la proximidad y busca reducir los tiempos de traslado. A fecha de hoy, París ya puede presumir de contar con 1000 kilómetros de carriles bici en la capital francesa.

Aunque con menor intensidad, en numerosas ciudades europeas y americanas la apuesta por esta “nueva movilidad” se repite.

En los últimos días la Asociación Alemana de Industrias de la Bicicleta emitió un comunicado afirmando que en 2020 en el país germano se vendieron nada más y nada menos que cinco millones de bicicletas, siendo ya casi un 40% de ellas eléctricas.

Finalmente, citamos la recomendación de la Organización Mundial de la Salud: “Siempre que sea posible, considere andar en bicicleta o caminar. Esto proporciona distanciamiento físico mientras cumple con el requisito mínimo para la actividad física diaria, que puede ser más difícil debido al aumento del teletrabajo y el acceso limitado al deporte y otras actividades recreativas”.